Reflexiones

Los veintitodos

Reflexiones al cumplir los 29 años

VEINTITODOSCon los “veintitodos” te preguntas dónde estarás en un año o dos, pero también te asustas al reconocer que apenas sabes en que punto de tu vida te encuentras. Cuando llegas a los “veintitodos” te das cuenta de todo lo que has aprendido en esta década y todo lo que aún queda por aprender. Tu círculo de amigos es más pequeño, que no el de conocidos que es enorme, pero amigos solo son los pocos que has elegido. Cada vez es más difícil verlos por diferentes motivos pero cuando los ves disfrutas mucho más de esa cerveza o ese café en el que se comparten las andanzas del día a día, las preocupaciones o simplemente esas pequeñas tonterías que le cuentas a un amigo para que te de su visión y veas que la montaña no es más que un simple grano de arena en el camino de la vida.

Ves tu  trayectoria profesional y no sabes si estás cerca o lejos de lo que pensabas años atrás, pero sabes que haces lo que tienes que hacer y que no es un tiempo perdido, más bien un aprendizaje único que no ofrece ninguna Universidad del mundo.

A veces pienso que sé de sobra lo que quiero pero otras pienso que no tengo ni idea, pero precisamente eso es la vida, un carrusel de emociones. Con los años entiendes que las risas o el llanto no son más sentidas por que rías mas fuerte o llores con más lágrimas sino que ahora cuando lo haces lo haces con más sentimiento, más alegría o más dolor. Hay días que piensas: “Soy el rey del mundo”, “Nadie puede conmigo” pero otros solo tienes miedo y te sientes confuso ¡La vida avanza y tu con ella!

El amor, el terreno amoroso, ese terreno tan desconocido… Hay días que te acuestas pensando por qué no puedes conocer a alguien lo suficientemente interesante como para querer conocerla mejor. Parece como si todos los que están a tu alrededor ya llevan años de novios, algunos viven en pareja y otros ¡empiezan a casarse!. Quizás amas a alguien, pero simplemente no te atreves a dejar las cosas claras porque tienes miedo a perder algo más que una amistad, es entonces cuando piensas que eres un cobarde. Atraviesas entonces un desierto de emociones, de preguntas que recorren tu cabeza una y otra vez, y hablas con tus amigos sobre los mismos temas porque no terminas de tomar una decisión.

¿Y el futuro? Por el momento no hay préstamos bancarios pero el dinero es importante y sabes que tienes una vida por delante pero hay que vivir. Planeas viajes, escapadas de fin de semana, escapadas de día a cualquier lugar para vivir experiencias nuevas.

Creo que a todos los que tienen o tenemos “veintitantos” nos gustaría por un momento volver a los 17 o 18 años, sinceramente no se hasta que punto querría regresar, pero si se que los 18 tardaron una eternidad en llegar y los “veintitodos” ya están aquí.

Ayer tenía 18 pero mañana tendré 30, la vida pasa deprisa por lo que solo puedo pensar en aprovechar el tiempo y hacer lo que lo de verdad me apetece e intentar compartir momentos con aquellas personas que de verdad lo merecen.